Venezolanos: apoyarlos económicamente o darles trabajo

0
412

Redacción:PlusNoticiasPisco

Mientras que algunos venezolanos se ganan la vida trabajando en diferentes oficios dentro de la Provincia de Pisco, hay otros que encontraron en los mercados, calles y plazas su centro de operaciones pedir apoyo económico (limosna).

Provistos de una bolsa de caramelos y carteles en manos buscan persuadir al transeúnte para la compra de sus productos. Por lo general siempre los veremos acompañados de sus hijos y pareja.

Las zonas más concurridas por los venezolanos en horas de la mañana son: los mercados de la provincia y cinco esquinas, mientras que por la tarde los observamos por la calle Callao (Tiki-tiki), esquina del Banco Interbank y el Banco de Crédito.

“Yo creo que mis compatriotas pueden trabajar y buscarse la vida como lo hacemos todos. Los venezolanos somos trabajadores y emprendedores. Solo se muere de hambre los flojos”, dice Joinier Briceño, quien vende limonadas en cinco esquinas.

Cuando se les preguntan porque piden dinero y no trabajan, casi siempre responden. “Estamos de paso por Pisco, solo nos quedaremos dos días y continuaremos nuestro viaje a Chile, donde nos esperan nuestros familiares y amigos”.

EL DATO:

BANCO DE FAVORES PARA AYUDAR A VENEZOLANOS

En Santo Domingo de los Tsáchilas (Ecuador) funciona una iniciativa novedosa para ayudar a los inmigrantes venezolanos. Se trata del proyecto Banco de Favores, que apoya a los venezolanos que aún no cuentan con estabilidad laboral.

Este banco no funciona con dinero sino con tiempo. Es decir, los socios hacen favores a una persona a cambio de una ayuda o de un bien, como ropa, medicinas o alimentos.

Ellos prestaron servicios de limpieza a casas, jardinería y arreglos eléctricos en 18 viviendas de familias de Santo Domingo.

Blanca Mendoza dio trabajo al venezolano Diego Salazar. Durante dos días él reparó la electricidad del patio de la casa y a cambio recibió ropa, desayunos y USD 30. “Al principio me dio miedo. Pero el joven fue muy profesional”.

¿Qué opinas tú?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here