Javier Gallegos, otra vez perdió los papeles en Pisco

0
212

Pareciera que el Gobernador Regional de Ica, Javier Gallegos Barrientos presentaría serios problemas de “control de emociones” y lo decimos por sus reacciones confrontacionales, primero en el distrito de San Andrés con un periodista y ayer con pobladores del distrito de Independencia en la Provincia de Pisco.

Lo que se puede deducir de sus respuestas, a Javier Gallegos no le gustan las preguntas incomodas y recurre al reproche o “pechamiento” de quien se las realiza para salir del paso. Parece que el estrés y la poca eficacia en las acciones emprendidas por su gobierno para controlar el avance del coronavirus, estarían jugando en contra de su salud mental.

ALTERCARDO EN SAN ANDRÉS. Lo sucedido en el distrito de Independencia, solo reafirma que cuando no hay planteamientos o ideas de soluciones, fácil es ponerse de tú a tú con la población o la prensa. Hace exactamente ocho (8) Semanas, el gobernador regional llegó al distrito de San Andrés con motivo de una campaña de pruebas rápidas que se realizaban en el muelle “José Olaya Balandra”, donde pescadores y comerciantes eran tamizados.

Con lo que no contó Gallegos Barrientos es que dentro de los hombres de prensa presentes, hubo uno que con sus preguntas logró sacarlo rápidamente de sus “casillas”, motivando respuestas airadas y subidas de tono del gobernador regional de Ica.

PROTESTAS EN INDEPENDENCIA. Ayer, los pobladores del distrito de Independencia, cansados de la pésima atención en el Centro de Salud de este distrito, increparon al gobernador regional sobre estas falencias, cosa que no tomo a bien Gallegos Barrientos, respondiendo de manera altanera y ofuscada el reclamo de la población.

“A que vienes si no quieres escuchar a la población, porque te molestas cuando te dicen la verdad”, habría sido la frase detonante para la respuesta de la máxima autoridad regional, quien al no poder enfrentar los pedidos y reclamos de la población, opto por retirarse sin brindar alternativas de solución.

Porque no tuvo la humildad de quedarse a escuchar cada reclamo de la población señor gobernador, los problemas no se solucionan con bravatas; si no con diálogo, y aceptando errores por acciones cometidas por los subordinados. Nunca olvide que los cargos son pasajeros y la humildad es sinónimo de calidad de una persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here