Empresario árabe construirá vivienda a menor que estudiaba bajo el poste en Moche

0
614

En dos meses, la vida de un estudiante de 12 años puede dar un giro tremendo; incluso, su nombre puede pasar las fronteras y pronunciarse en otro idioma. La suerte de Víctor Martín Angulo Córdova quizás estaba a su favor cuando las cámaras de seguridad de Moche lo captaron estudiando bajo la luz de un poste.

Por este acto trascendental, el alcalde gestionó que le instalen el sistema eléctrico en la casa del menor, fue nombrado Embajador de la Lectura, y recibió ayuda de un empresario árabe. Después de todo esto, el escolar no se imagina cuántos regalos más le vendrán.

El estudiante del colegio Ramiro Ñique asegura que hace tres años no había ninguna bombilla que le alumbrara durante la oscuridad en su vivienda, que es precaria. Para hacer sus tareas utilizaba la magia de la vela, pero “me ardían los ojos”, dice con timidez. Fue así que después de quemarse las pestañas estudiando, literalmente, decidió este año salir de su casa y utilizar la poca luz que le caía del poste para continuar con sus quehaceres de la escuela.

Tirado en la vereda como si esta fuera una cama, Víctor Martín estudiaba bajo el poste desde las 7 hasta las 9 de la noche durante tres meses, hasta que su rostro se hizo viral el 28 de marzo y lo demás es historia.

El 23 de abril, Víctor Angulo fue distinguido como embajador de la campaña ¡Perú Si Lee!, impulsada por la Municipalidad de Miraflores (Lima) y la Universidad Peruana Unión (UPeU). Y desde su colegio de Moche, en una entrevista con Diario La Industria, el escolar que cursa el sexto grado de primaria declara que su curso preferido son las Matemáticas.

Es por eso que al pequeño ya no se le caen ráfagas del poste, más bien le caen ráfagas de sorpresas y regalos. Su nombre y rostro ha pasado por el Congreso de la República, la UPEAU (que le regaló una beca) hasta que llegó a cruzar el océano. “Los árabes me han dicho que, en su país, más de 26 mil personas han visto el video de Víctor. Lo mismo ocurrió en España”, declaró el director del colegio mochero, Armando Flores.

La llegada del empresario Yaqoob Yusuf Ahmed Mubarak a Víctor Angulo fue difícil, porque según dice su abogado, nadie del Ministerio de Educación sabía del caso del mochero, a pesar de que el pequeño pisó Lima, se saludó con el presidente de la República y solicitó que le reconstruya su colegio.

Después de toda esta odisea, Yaqoob Ahmed pudo llegar al fin a Moche para conocer a Víctor Martín,  cuyo caso conoció a través de las redes sociales. El filántropo le regaló dos mil dólares, y le ofreció construir su casa de dos pisos. Además, implementará una nueva sala de cómputo para el colegio Ramiro Ñique, que llevará el nombre del escolar.

El niño que está a poco de cumplir un año más de vida el próximo 18 de junio, tiene el sueño de ser policía “para acabar con toda la corrupción”. Duda si terminará su secundaria en su colegio querido porque le han propuesto estudiar en Lima. Todo lo que viene logrando, se lo dedica a su mamá Rosa y confiesa que “nunca hay que creerse por salir en la tele. Soy humilde y así lo seguiré haciendo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here